Alcohólicos Anónimos 84 Aniversario Junio 10/2019

Cómo comenzó Alcohólicos Anónimos

problemas con el alcohol

El 10 de Junio de 1935 una persona que tenía problemas con su manera de beber y que  estaba esforzándose por mantenerse sin beber alcohol, para el momento había logrado seis meses sobrio, buscaba a otra que tuviera problemas con el alcohol, no para beber con esta sino, paradójicamente, para no beber y la encontró en Akron,Ohio, durante un viaje de negocios. Este hecho marca el feliz comienzo de Alcohólicos Anónimos.

Para la época las mujeres y hombres que además de tener problemas con su manera de beber, lo que hoy es considerado por la OMS como una enfermedad, tenían que apañárselas como podían para intentar parar el consumo y soportar el estigma y la incomprensión de una sociedad que consideraba el consumo problemático de alcohol como un vicio punible.

En uno de sus ingresos hospitalarios,buscando una solución, nuestro hombre que estaba en Akron; tubo una poderosa convicción de que si encontraba a otro alcohólico para no beber con el y trasmitiéndole lo que el médico William Silkworth del hospital Towns de Nueva York le había dicho acerca de lo que el observó por años en los bebedores compulsivos, podría mantenerse sin beber. En ese encuentro se produce el nacimiento de los grupos de ayuda mutua para dejar de beber, expandidos por todo el mundo durante estos 84 años.

A día de hoy y desde hace varias decadas la Organización Mundial de la Salud considera el alcoholismo como una enfermedad. 

La Medicina y el alcoholismo

Alcoholismo, concepto como enfermedad del (alcoholism, disease concept of) Se
considera que el alcoholismo es un trastorno que tiene una causa biológica primaria y una evolución natural previsible, lo que se ajusta a las definiciones aceptadas de cualquier enfermedad.

La perspectiva lega de Alcohólicos Anónimos (1939) —que afirmaba que el
alcoholismo, caracterizado por la pérdida de control sobre la bebida y, por tanto, sobre la propia vida, era una “enfermedad”— se trasladó a la bibliografía erudita en los años
cincuenta en forma del concepto del alcoholismo como enfermedad. El concepto estaba
arraigado en las concepciones tanto médicas como legas del siglo XIX, que consideraban
la embriaguez como una enfermedad.

En 1977, un Grupo de Investigadores de la OMS ,en respuesta al uso impreciso y variable del término alcoholismo, propuso utilizar en su lugar la expresión síndrome de dependencia del alcohol.

La perspectiva actual para las personas con el síndrome o la enfermedad del alcoholismo va cambiando, y de ser personas consideradas moral y socialmente rechazadas , hemos pasado a verlo y tratarlo como un  problema de salud para el cual hay comprensión y solución. El entender y aceptar que es  un problema de salud va haciendo que el estigma adherido a este tipo de enfermedad vaya disminuyendo.

En general los gobiernos y las políticas de salud en el mundo van prestando cada vez mas atención a la posible prevención y al tratamiento de la persona alcohólica.

¿ Que solución ofrece Alcohólicos Anónimos a los miles de mujeres y hombres en el mundo que quieren hacer algo para su problema con el alcohol ?

Han pasado 84 años del encuentro entre dos personas que estaban esforzándose por conseguir y mantener la sobriedad. Los comienzos y el posterior desarrollo de la comunidad nos muestran que varios millones de personas logran superar el problema con la bebida aplicando unos principios universales que hacen posible un cambio físico, mental y espiritual, posibilitando relaciones humanas constructivas que facilitan enormemente mantenerse sin beber.

En Madrid se realiza un acto conmemorativo con la participación de profesionales de la salud, familiares y amigos de AA y miembros de Alcohólicos Anónimos.

84 Aniversario AA Madrid

En esta acto se comparte desde el aspecto médico lo que aporta la medicina,la siquiatría y la sicología para ayudar al alcohólico a tratar el problema de salud del consumo de alcohol; los familiares y amigos su experiencia de convivencia con un alcohólico, y  los miembros de AA . compartes su experiencia de como bebían, los problemas que esto les ocasionaba y como están ahora sin beber por medio del programa de AA y el apoyo constante de los grupos, para mantener día a día la decisión de no beber.

La entrada es libre. Todos sois bienvenidos

Si tu crees que puedes tener un problema con la bebida y quieres hacer algo para solucionarlo, quizás podamos ayudarte. Llámanos. +34 913 418 282

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

¿Por qué me estoy bebiendo a mi mismo?

 

Si no lo intentas no ganas,
y si no ganas, lo vuelves a intentar.

Anoche volví a beber otra vez y una vez más bebí mucho. Esta vez me había planteado
hacerlo con plena consciencia y me propuse preguntarme por qué y para qué bebía.
Me lo planteé como una despedida de este sin vivir, de esta esclavitud que me ata y me atormenta día a día. No sé si conseguiré que sea o no una amable despedida pero de lo que sí estoy convencido es de que este puede ser un momento determinante en mi vida.

¿Por qué, me estoy bebiendo?

¿Por qué, me estoy bebiendo?

Ayer me tomé muchas cervezas, muchas más de las que podía imaginar y aun así podía haber continuado… absolutamente subyugado y abducido por el alcohol.
Entre cerveza y cerveza releí el test de las 12 preguntas de Alcohólicos Anónimos para determinar si el alcohol se ha convertido en un problema para mi, tuve que reconocer que en mi caso cumplo seis de las doce premisas, no son pocas.

Esto quiere decir, aunque me cueste aceptarlo, que tengo un serio problema con el alcohol.
Es decir que yo abuso del alcohol y el alcohol abusa de mi.
Al tiempo que bebía, sentía como mi ser se embebía del encanto, la seducción y la atracción del insidioso Étilo que desplegaba ante mi su fascinante hechizo.

Previo a esa especie de ceremonia de despedida me había marcado un objetivo, escribirme a mi mismo con sinceridad y valentía los motivos que tengo para dejar de beberme a mi mismo tras cada cerveza, una tras otra.
Estando colocado pero con una plena y luminosa honestidad, desde lo más profundo de mi
Consciencia indagué en los motivos por los que quiero y necesito dejar de beber.
Motivos y porqués que os expongo a continuación.

¿POR QUÉ ES CIERTO QUE ME ESTOY BEBIENDO A MI MISMO?
Porque me hago daño y quiebro mi propia salud.
Porque interfiero en mi medicación y mi trastorno bipolar.
Porque no lo controlo sino que me controla a mi.
Porque creo que ya soy un alcohólico.
Porque no sé parar y no puedo decidir si quiero o no comenzar.
Porque me afecta por las noches e influye en mi sueño.
Porque dormir deja de ser un descanso.

Porque me despierto mal, cansado y trastocado.
Porque cuando me despierto me levanto arrepentido.
Porque me siento derrotado y apalancado muchas mañanas.
Porque es una derrota continua de mi voluntad.
Porque me frustra y me debilita el hecho de no poder parar.

Porque me quita tiempo de estar y compartir con mi amado.
Porque no consigo respetar lo que cada vez me planteo.
Porque me es imposible parar y ya no está en mis manos decidir.
Porque  acabo sintiéndome mal y el alcohol acaba sentándome mal.
Porque no puedo controlar lo que pretendo que sea un placer.
Porque ese placer siempre acaba en dolor.
Porque no puedo controlar el límite y la mesura.

Porque destruyo mi hígado, mi páncreas y mi organismo.
Porque impulso el efecto depresivo del alcohol.
Porque agravo las contraindicaciones con mi trastorno bipolar.
Porque me escondo para beber y siento vergüenza de beber tanto.
Porque cada vez más bebo fuera de casa y a solas.

Porque a menudo no puedo parar de pensar en beber.
Porque pensar en beber me confunde y me crea indecisión.
Porque no soy capaz de pararme a pensar o decidir si quiero beber o no.
Porque ya no puedo confiar en mi e incluso desconfío de mi propia palabra.
Porque no me beneficia ni me aporta nada, sólo me gasto mucho dinero.
Porque me ocupa mucho tiempo, me quita el tiempo y pierdo mi tiempo.
Porque no tengo iniciativa ni actividad por las noches.

Porque evita que sea consciente de la realidad y de mi realidad.
Porque me posee y no se pararlo ni ponerle fin.
Porque solo lo disfruto en el momento inmediato.
Porque siempre me imagino lo que nunca será, controlarlo.
Porque ingenuamente pienso, espero y confío que acabará.

Porque no sé si esto podrá acabar algún día y pienso que nunca habrá un final.
Porque parar o no empezar no depende nunca de mi voluntad.
Porque pienso que lo domino pero siempre me domina a mi.
Porque siempre me engaño a mi mismo y para parar me castigo bebiendo más.
Porque anula y destruye mi propia consciencia, la absorbe y la difumina.
Porque sé que estoy haciéndome daño a mi mismo.
Porque he convertido un supuesto placer en un penoso dolor.
Porque siento vergüenza de mi y de lo que hago.
Porque obstaculizo y debilito el que ha sido mi mayor tesoro: la Meditación.
Porque en realidad no abuso del alcohol sino que abuso de mi

POR TODO ELLO QUIERO DEJAR DE ABUSARME Y DE BEBERME A MI
MISMO

Si no lo intentas no ganas,
y si no ganas, lo vuelves a intentar.

Pétros Teófilos
13 Enero 2019

Felices 24 Horas.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , | 2 comentarios